Denia

Usted está aquí

Con sus 20 kilómetros de litoral, nos encontramos en Denia playas solitarias y otras con actividades deportivas y lúdicas. Su bien clima y calas de roca con grandes extensiones de arena le caracterizan, junto con el azul de sus aguas.

Denia es el punto más oriental de la Península, por lo que es un puerto donde recalan las embarcaciones que van al sur de España o a las Baleares. Es refugio de muchas embarcaciones en el verano, sobre todo por su ubicación estratégica y la buena capacidad de sus instalaciones. No te olvides de probar sus platos, ya que fue declarada en 2015 Ciudad Creativa de la Gastronomía por la UNESCO.

El parque natural de Montgó (antes Kaón) se levanta como una mano de gigante, según Blasco Ibánez, o como vigía del literal hace más de 4000 años habitado. A sus pies está Cabo de San Antonio, donde está la Reserva Marina de San Antonio.

Su patrimonio histórico nos muestra mucho más de cómo fue esta ciudad moderna en que destaca sobre todo el ocio. Cuenta con una gran cantidad de parajes hasta sus 753 metros sobre el nivel del mar. Tiene vestigios arqueológicos y naturales de merecida protección además de más de 600 especies vegetales.

Puedes visitar la cueva del Agua, con inscripción romana de la Legión VII Gémina, o la cueva de Camell, incluso pasear por la ruta por las ermitas de la conquista. Puedes ver Ibiza desde la cima, o en el litoral acercarte a Cova Tallada por mar en un barco de alquiler en Denia o por tierra.

 

 

Día 1: Denia – Playa de Ses Illetes (71 mn)

Después de 9 horas de navegación en Denia llegas a la playa de Ses Illetes de Formentera en la punta de Es Trucadors, en el parque natural de Ses Salines. De arenas blancas y aguas tranquilas con 450 metros de longitud, puedes fondear tranquilamente. Es la mejor playa de España y segunda de Europa, por lo que merece la pena conocerla.


Día 2: Playa de Ses Illetes – Puerto de Formentera (2 mn)

Tras amanecer en la playa de Ses Illetes, el destino es Puerto de Formentera, muy frecuentado en verano. Desde allí te recomendamos ver el Faro de la Mola, y es en la Mola donde hay un mercadillo hippy muy peculiar. En este puerto puedes pasar la noche después de un interesante día. 


Día 3: Puerto de Formentera – Cala Saona (4 mn)

Te diriges hacia la Cala Sahona, con aguas transparentes y cristalinas es ideal para el buceo. Navegas a la isla del Espalmador y disfruta de un baño de barro en sus pozas. Pasa la noche en un fondeadero natural.


Día 4: Cala Saona – Puerto Ibiza (15 mn)

El próximo destino es el Puerto de Ibiza, considerado patrimonio de la UNESCO, muy animado. Los tres puertos deportivos que hay son Marina de Botafoch, Ibiza Nueva (de fácil amarre) y  El Club Náutico de Ibiza. Visita el casco antiguo, recorre su ciudad, sus tiendas y puedes pasar la noche allí o conocer la noche de Ibiza. 


Día 5: Puerto Ibiza – Playa Ses Salinas (7 mn)

Dirígete a  la playa de Les Salines, una playa nudista o no nudista con muchos chiringuitos conocidos en sus 4 kilómetros de longitud. Es considerado centro neurálgico diurno de la movida de Ibiza. Después dirígete a Cala Jondal, donde pasarás la noche.


Día 6: Playa Ses Salinas – Islote Es Vedrà (19 mn)

No dejes de acercarte al islote de Es Vedrá y fondea por su bahía para comer allí. Puedes pasar la noche en la Cala Vadella, ya que es tranquila y está bien protegida en el fondeo nocturno. Tiene varios restaurantes donde podrás cenar antes de un merecido descanso en tu barco de alquiler de Denia.


Día 7: Es Vedrà – Denia (57 mn)

Zarpa temprano para volver a Denia tras una semana en que habrás conocido lo mejor de las zonas.