Menorca

Usted está aquí

Menorca es un oasis natural en las Islas Baleares, con una gran cantidad de atractivos y contrastes. Sin duda es un paraíso de armonía y diversidad bañado por el mar Mediterráneo.

La isla tiene 216 kilómetros de muy variada costa, desde relieve suave a litoral abrupto, playas rojizas y calas de arena dorada. Por algo ha sido declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO. En arenales o calas rodeadas por pinos encontrarás un día de sol y mar maravilloso. Las aguas de las playas son limpias y cristalinas, y además se pueden realizar actividades acuáticas como windsurf, vela, submarinismo, esquí acuático. Su fondo marino es el preferido de los buceadores.

Esta isla situada en el Mediterráneo Occidental es la más septentrional de las islas Baleares y permite al navegante descubrir secretos que no se pueden apreciar desde la tierra, conociendo sus refugios, puertos, calas, playas y secretos.  Su costa Sur tiene arena fina y blanca, la Norte gruesa y rojiza. Playas y opciones para todos los gustos, incluyendo hermosas playas vírgenes. Cerca de acantilados como son Escorxada o Fustam, próxima al parque natural de la Albufera des Grao como el caso de Cala Presili, o en la misma Reserva Marina como está Cavalleria. Paraísos que cuidar, fondeando donde corresponda y evitando tirar vertidos al mar.  

El alquiler de barcos en Menorca es muy fructuoso, de hecho se pueden alquilar barcos a vela o motor. Son la opción ideal para disfrutar al máximo de la isla ya que la mayoría de playas y calas no tienen fácil acceso por senderos y carreteras.  Por otro lado permiten disfrutar de sus diferentes paisajes.

Desde Ciutadella podrás ver la  puesta de sol desde el Pont den Gil; desde Fornells, contemplarás la costa de la Reserva Marina de Menorca con sus islotes y acantilados; desde Mahon navegarás por un puerto natural con 5 kilómetros de largo por cerca de 1 kilómetro en el punto más ancho fue un enclave importante en el siglo XVIII.

La Tramontana es uno de los factores climáticos más importantes de la isla, ya que ha dado forma a los acebuches, refrescado los días más cálidos del verano y creado muchos otros efectos, hasta cambiado el color del mar  y el cielo. Rumbo al rus si sopla la Tramontana, sino destino al Norte. 

 

 

Día 1: Mahón – Es Castell (2 mn)

Mahón es una ciudad del este de Menorca que cuenta con una historia milenaria originada promontorio de la ribera sur del puerto. 

Tras haber ocupado unos primeros núcleos de población un pequeño espacio con peñascos del puerto y barrancos de Bajamar, la Clota y Freginal, en la Edad Media se cierra en recintos amurallados y posteriormente crecen más allá de sus murallas. Más tarde se convierte en moderno núcleo urbano y capital de la isla. En Mahón puedes ver la riqueza de su legado histórico, los pueblos que antes fue, visitar sus monumentos y diferentes arquitecturas.

Es el mayor puerto natural del continente y el principal puerto de Menorca, con una longitud que rebasa las 3 millas incluyendo calas e islotes. Por eso mismo es importante destino de cruceros, un lugar con mucho ambiente donde disfrutar de su ocio, tomar algo o comprar.  

Todo se desarrolla alrededor del puerto, por lo cual te recomendamos pasear por el mercado del Claustro del Carmen o la plaza del pescado. Te recomendamos visitar sus construcciones militares como el Fuerte Marlborough  y la Fortaleza de la Mola, conocer el Puente de San Roque, la, el Museo de Menorca  y la Iglesia de Santa María.


Día 2: Es Castell – Es Grao (8 mn)

Poco después, conocerás la población surgida del arrabal creado extramuros del castillo de San Felipe que Carlos V pidió construir para proteger la entrada al puerto de la hoy en día capital de Menorca, Es Castell.

Cuenta con un pasado bélico que se puede apreciar en muchas de sus construcciones, como el Fuerte de Marlborough o el Museo Militar. Podrás visitasr su plaza de Armas, sede hoy del Ayuntamiento, con un rojo muy distintivo de un legado británico que siempre le caracterizó. Mira los detalles de la arquitectura de los edificios, no dejarás de sorprenderte por las ventanas de guillotina y muchos otros detalles. 

Acércate a su pequeño mueble, Cales Fonts, donde apreciarás la mejor oferta de ocio y restauración de la localidad. Sus amaneceres son espectaculares, quizá por ser el punto más oriental de toda España


Día 3: Es Grau – Fornells (14 mn)

Es Grau es un tramo de litoral que se encuentras cerca del núcleo costero del mismo nombre y de Parc Natural de s’Albufera des Grau, ubicada entre las puntas de Fra Bernat y de Sa Cudia. Frente a su costa puedes divisar la gran Illa d’en Colom. Es una playa que se encuentra a 9,5 kilómetros de Mahon.


Día 4: Fornells – Ciutadella (26 mn)

En la bahía de Fornells es un área natural protegida donde puedes ver pequeñas playas y practicar vela entre diversos deportes náuticos. También está la isla de las Sargantanes, donde hay una fortificación. Es segundo puerto en volumen de amarres y cuenta con grandes dimensiones. Su población es tradicionalmente pesquera. Bahía de imponentes dimensiones en la costa norte y segundo puerto en volumen de amarres. Prueba la caldereta de langosta.


Día 5: Ciutadella – Cala Galdana (12 mn)

Ciutadella es un pequeño puerto que se integra en el casco histórico de Ciutadella. Tiene mayor capacidad de amarres deportivos después de la construcción del dique exterior de Son Blanc, de uso comercial y de cruceros, y la reestructuración de usos del interior del puerto antiguo.

Los navegantes pueden hacer lo que quieran desde allí, amarrados en el centro de Menorca, pasear por la Catedral, palacios, calles, callejones, puertos y acercarse al mirador. Si puedes acercarte en Junio, en San Juan los jinetes recorren la ciudad. 


Día 6: Cala Galdana – Binibequer (18 mn)

Cala Galdana se encuentra entre Morro de Ponent y Penyal Vermell, cerca de la urbanización del mismo nombre donde puedes disfrutar de las maravillosas vistas panorámicas de los miradores des Riu y de sa Punta. Es la playa más visitada y conocida de Menorca por su extensa región  natural virgen y enorme belleza.

Resulta de un entrante de mar que cuendo toca tierra confluye con las desembocaduras de los torrentes Algendar y Algendaret. Se trata de una de las calas más extensas de Menorca con un ambiente familiar donde realizar actividades con barcas a motor o alquilando un barco en vientoaparente. A media hora está Cala Macarella, una cala virgen muy interesante. 


Día 7: Binibequer – Mahón (10 mn)

La Cala Binibequer es una cala muy conocida del sur de Mahón, en San Luis. Cuenta con arena fina y blanca contrastando con mar aturquesado. Tiene varios servicios costeros y acceso marítimo. Se encuentra en una pequeña localidad de pescadores con casas y calles restauradas encaladas en blanco.  

El lugar ideal para finalizar tu travesía de una semana en Menorca.


 


Fuente: A Toda Vela

Fuente: A Toda Vela

 

Menorca

Menorca