Tipos de Barcos

Usted está aquí

Veleros

Alquilar un velero es poder disfrutar  al máximo del mar. Elegantes y armoniosos, izan la majestuosidad de su figura entre las aguas.

Aunque su propulsión principal es por el efecto del viento en sus velas, también disponen de un motor auxiliar para poder utilizar en caso de ausencia de viento así como en entrada y salida de puerto.

Este tipo de embarcación monocasco es una buena opción para una o dos parejas o familias con niños pequeños. La mayor ventaja de los veleros es el equilibrio perfecto entre rendimiento y la facilidad de manejo. En general, son más asequibles que otras alternativas y se puede reservar el dinero extra en agradables excursiones a tierra.

Otra de las ventajas de un velero es que el barco es capaz de navegar con facilidad. Ofrecen muchas variaciones en cuanto estilo y prestaciones, y es posible elegir entre un amplio abanico de diversos modelos.

Yates a motor

La ventaja principal de un yate a motor es su velocidad. Esto significa que puede desplazarse rápidamente de un lugar a otro y dedicar el tiempo extra a relajarse en las playas, explorar bahías, hacer excursiones o bucear en aguas cristalinas.

Otra gran ventaja es su estabilidad y confort debido a su mayor autonomía de crucero. Debido a que su calado no es muy grande, hacen que el anclaje en bahías poco profundas sea una tarea fácil. Otra facilidad que ofrece este tipo de barcos es un interior con amplio espacio para el camarote de proa y una gran vista desde el puente.

Además, los yates a motor tienen ninguna dependencia del viento para ir a toda velocidad, asegurando una navegación rápida y confortable

Catamaranes

Un catamarán es una embarcación con dos cascos paralelos de igual tamaño. Apenas tienen lastre y por lo tanto son mucho más ligeros que un monocasco, además de que su resistencia hidrodinámica es más pequeña que un monocasco del mismo tamaño, lo que hace que requiera menos potencia de propulsión.

Las ventajas principales de este tipo de embarcación son su comodidad (la escora es prácticamente nula), su velocidad, su mayor habitabilidad (a igual eslora frente a un monocasco, duplica la de éste, es más luminoso y su visión 360º desde el interior es inmejorable) y confort ya que por su poco calado podemos acercarnos más a la costa o pasar por lugares donde a un monocasco le resultaría imposible.

Además, al tener dos cascos unidos (generalmente por el salón), conseguimos una independencia a bordo mayor que en monocasco, lo que puede ser fantástico para que dos familias puedan convivir de forma casi independiente